El mantenimiento en una furgoneta o autocaravana es algo que debemos hacer todos y todas para la salud de nuestra camper. Viajamos con nuestras furgonetas y las metemos por el barro, por caminos, conducimos con temperaturas frías, cuando el calor casi desgasta el asfalto y es por eso que necesitan de un mantenimiento.

Un mantenimiento que no tiene ningún secreto ni hay que ser mecánico profesional para llevar a cabo. Además, si lo hacemos regularmente, esto hará que la vida de nuestra furgoneta sea mucho más larga.

Para que le puedas hacer un mantenimiento a tu furgoneta, hemos preparado una lista de mantenimientos básicos y además lo acompañamos con una lista de «imprescindibles» para llevar siempre en tu furgoneta.

Mantenimiento básico de una furgoneta

Presión y estado de los neumáticos

Una correcta presión de los neumáticos, además de prevenir el desgaste de estos perlongando su duración, mejora la seguridad de la conducción y ayuda a preservar el medio ambiente. Revisar la presión y el estado de los neumáticos es fácil y al menos se debe hacer una vez al mes y siempre que te vayas de viaje largo, es importante que los revises unos días antes. Sobre todo por si el dibujo está muy desgastado o la goma agrietada, que estés a tiempo de cambiarlos.

En cuanto a la presión, con las ruedas de la furgo en frío, debes de comprobar la presión de estos. Y en el caso que sea necesario, inflar las ruedas a los bares de presión recomendados por el fabricante en el manual de la furgoneta.

Control y cambio de aceite

Controlar y realiza el cambio de aceite a una furgoneta es clave para aumentar la vida del motor. De no hacerlo los daños en el motor pueden resultar muy caros y en el peor de los casos gripar el motor.

Muchas veces esta tarea se nos olvida, pero con el simple hecho de mirar tanto el color como los niveles de aceite una vez al mes, hará que tengamos furgo por muchos años.

En cuanto a la comprobación de los niveles de aceite, es mejor que la furgo esté en una superficie plana, con el motor caliente o templado dejando reposar de 15 a 30 minutos desde que hemos apagado la furgoneta. Una vez reposado, retiramos la varilla, limpiamos con un trapo la punta, introducimos otra vez, dejamos unos segundos, volvemos a extraer y comprobamos el nivel.

La marca del aceite debe de quedar entre los límites inferior y superior de la varilla. Sólo debemos rellenar con el aceite correspondiente según el manual de tu furgoneta, cuando esté próximo o por debajo del límite inferior.

Cambio de filtros de aire

Los filtros de aire, los deberías de controlar una vez al año por lo menos. La tarea de estos filtros es filtrar el aire que llega al motor y protegerlo impidiendo que lleguen partículas abrasivas o dañinas para su funcionamiento. Así la combustión se ejecuta en las condiciones óptimas y tanto el consumo de combustible como las emisiones, se mantienen estables.

Sobre todo es importante que el filtro de aire se revise cuando te metas por caminos en los que haya polvo. Aquí es cuando los filtro realmente sufren. Básicamente su vida depende mucho de los lugares por los circulamos. Así que si te eres aficcionado al off road, será conveniente que les eches un vistazo bastante a menudo.

Cambio de luces de faros

Saber cambiar las luces de todos los faros de tu furgo, hará que no dependas de ir al mecánico cada vez que se te funda una luz. Aunque la obligatoriedad de llevar un juego de luces de repuesto se eliminó en enero de 2010 del Reglamento General de Vehículos, esto no quiere decir que no sea obligatorio mantener el sistema de iluminación y señalización de manera óptima.

Por eso es recomendable aprender a cambiar las luces de tu furgoneta, siempre que no suponga un riesgo eléctrico. De esta manera si estás de viaje, podrás continuar sin problema en el caso que se te funda una luz de freno.

Accesorios básicos para el mantenimiento de una furgoneta

Gato

El gato es una herramienta para elevar cargas pesadas gracias al accionamiento manual de una manivela. En un vehículo permite elevarlo para poder cambiar las ruedas.

Pinzas para batería

Las pinzas auxiliares de bateria, sirven para transferir la energía de una batería llena a otra vacía. Son muy útiles cuando a causa de un despiste se te vacía la batería principal. De esta manera, con la ayuda de otra batería de otra furgoneta podrás poder encender tu furgoneta.

En estos casos si no se tiene un juego de pinzas, es necesario tener un buen seguro de furgonetas con asistencia 24h y de confianza como Campercover para que pueda sacarte del apuro.

MANTENIMIENTO DE UNA FURGONETA

Cadenas

Las cadenas son imprescindibles cuando llega el invierno y nos queremos ir a esquiar o a la montaña. En caso de nieve o hielo, estas permitirán que las ruedas no patinen evitando así que tu furgoneta se quede varada en la nieve.

Juego de herramientas

Tener una caja con un juego de herramientas básico es clave para viajar en furgoneta. Otro elemento que te puede sacar de un apuro eléctrico o cualquier percance en tu furgoneta.

Juego de luces

Como hemos dicho anteriormente, ya no es obligatorio llevarlo pero sí que es una venta saber cambiar las luces de tu furgo. Esto te permitirá salir de un apuro cuando lo necesites sin pasar por un mecánico siempre que no sea muy complicado.

Aceite, refrigerante, líquido limpiaparabrisas

Por último siempre es aconsejable tener un bote del aceite que utiliza el motor de tu furgoneta, un bote de refrigerante de motor y otro de líquido limpiaparabrisas.

Y hasta aquí este artículo sobre mantenimiento básico de una furgoneta. Esperamos que te haya servido de ayuda y si tienes cualquier duda nos lo puedes dejar en comentarios.